fbpx Saltar al contenido

Keukenhof: paraíso de los tulipanes en Países Bajos

Keukenhof
paraíso de los tulipanes
Paises Bajos
Holanda
Netherland

¿Imaginas pasear por un jardín de más de 32 hectáreas lleno de flores de todos los colores y formas? ¿Te gustaría admirar la belleza y la variedad de los tulipanes, la flor nacional de los Países Bajos? ¿Te apetece disfrutar de un espectáculo natural único en el mundo? Si la respuesta es sí, entonces no puedes perderte Keukenhof, el jardín de tulipanes más grande y famoso del mundo.

Keukenhof se encuentra en Lisse, una pequeña localidad situada a unos 40 kilómetros de Ámsterdam, en la región de Zuid-Holland.

Keukenhof paraíso de los tulipanes en Países Bajos

Cada año, entre mediados de marzo y finales de mayo, el parque abre sus puertas al público para mostrar su impresionante colección de más de 7 millones de bulbos de flores, entre los que destacan los tulipanes, pero también otras especies como narcisos, jacintos, orquídeas, lirios, rosas y más.

Keukenhof no es solo un jardín, sino también una atracción turística, cultural e histórica. En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber para visitar este maravilloso lugar y disfrutar al máximo de tu experiencia.

La historia de Keukenhof

El origen de Keukenhof se remonta al siglo XV, cuando la zona era parte de las tierras de la condesa Jacoba de Baviera. Según la leyenda, ella misma bautizó el lugar como Keukenhof, que significa “jardín de la cocina”, porque solía recoger hierbas y especias para su palacio. Tras su muerte, el terreno pasó a manos de varias familias nobles y comerciantes, que lo convirtieron en un coto de caza y una granja.

En el siglo XIX, el paisajista Jan David Zocher y su hijo Louis Paul Zocher, diseñadores del famoso parque Vondelpark de Ámsterdam, fueron contratados para crear un jardín al estilo inglés en torno al castillo de Keukenhof, que aún se conserva en el centro del parque. Fue entonces cuando se plantaron los primeros bulbos de flores, que se convirtieron en el elemento principal del diseño.

En 1949, el alcalde de Lisse tuvo la idea de organizar una exposición floral en el parque, con la colaboración de los principales productores y exportadores de bulbos del país. El objetivo era promover la industria holandesa de las flores y atraer a los visitantes. Así nació Keukenhof como el jardín de tulipanes que conocemos hoy en día, que desde entonces ha recibido a más de 50 millones de personas de todo el mundo.

Molino de viento holandés
coloridos tulipanes frescos en el 
parque de Keukenhof, 
Holanda

La estructura de Keukenhof

Keukenhof se divide en cuatro zonas, que llevan el nombre de los miembros de la familia real holandesa de los Oranje: el pabellón Oranje Nassau, el pabellón Willem Alexander, el pabellón Koningin Beatrix y el pabellón Koningin Juliana. Cada zona tiene su propio estilo y temática, y alberga diferentes tipos de flores, exposiciones, actividades y eventos.

Además de los pabellones, el parque cuenta con otros atractivos, como el molino de viento, desde donde se puede contemplar una panorámica de los campos de tulipanes que rodean el parque; el laberinto de flores, donde los niños pueden divertirse buscando la salida; el jardín de las hadas, donde se recrean escenas de cuentos infantiles con flores y figuras; el jardín japonés, donde se puede apreciar la armonía y el minimalismo de la cultura oriental; o el jardín histórico, donde se muestra la evolución de los tulipanes desde el siglo XVII hasta la actualidad.

Keukenhof también ofrece una amplia oferta cultural, con exposiciones de arte, fotografía, escultura y pintura, así como espectáculos de música, danza y folklore de diferentes países. Además, cada año el parque elige un tema diferente para inspirar sus creaciones florales. Por ejemplo, en 2023 el tema fue “Un mundo de colores”, y en 2024 será “El poder de la naturaleza”.

La visita a Keukenhof

Keukenhof abre sus puertas durante ocho semanas al año, entre mediados de marzo y finales de mayo. El horario de apertura es de 8:00 a 19:30, aunque la taquilla cierra a las 18:00. El precio de la entrada es de 19 euros para los adultos, 9 euros para los niños de 4 a 17 años, y gratis para los menores de 4 años. También hay descuentos para grupos, familias y estudiantes. Se recomienda comprar las entradas online con antelación, para evitar las colas y beneficiarse de ofertas especiales.

Para llegar a Keukenhof desde Ámsterdam, hay varias opciones:

  • Excursión organizada: La forma más cómoda y sencilla es contratar una excursión que incluya el transporte de ida y vuelta, la entrada al parque y una visita guiada. Hay muchas agencias que ofrecen este servicio, con diferentes precios y duraciones. Por ejemplo, puedes reservar una excursión de medio día por 59 euros, o una excursión de día completo con visita a los campos de tulipanes por 79 euros.
  • Tren y autobús: Otra opción más económica es ir por tu cuenta en transporte público. Para ello, debes tomar un tren desde la estación central de Ámsterdam hasta la estación de Leiden o de Haarlem, y luego un autobús hasta el parque. El trayecto total dura entre una hora y media y dos horas, dependiendo de la conexión. El precio del billete combinado es de 25 euros.
  • Coche: Si prefieres ir en coche, debes tomar la autopista A4 o A44 y seguir las indicaciones hasta el parque. El tiempo de viaje es de unos 40 minutos, pero puede variar según el tráfico. El precio del aparcamiento es de 6 euros por día.

Una vez en el parque, puedes recorrerlo a pie, siguiendo los diferentes senderos y mapas que hay disponibles.

También puedes alquilar una bicicleta por 10 euros al día y explorar los alrededores del parque, donde hay más campos de tulipanes y otros lugares de interés. Otra opción es hacer un paseo en barco por los canales que rodean el parque, por 9 euros por persona.

La duración de la visita depende de tus gustos e intereses, pero se recomienda dedicar al menos cuatro horas para ver lo esencial. También puedes pasar el día entero, si quieres disfrutar de todas las actividades y eventos que ofrece el parque. Sea como sea, te aseguramos que no te aburrirás ni te cansarás de admirar la belleza y la variedad de las flores.

La mejor época para visitar Keukenhof

La floración de los tulipanes depende de las condiciones climáticas, por lo que no hay una fecha exacta para verlos en su máximo esplendor. Sin embargo, se estima que la mejor época para visitar Keukenhof es entre mediados de abril y principios de mayo, cuando la mayoría de las flores están abiertas y muestran sus colores. También hay que tener en cuenta que los fines de semana y los días festivos son los más concurridos, por lo que se aconseja ir entre semana y por la mañana, para evitar las aglomeraciones.

Keukenhof: Un viaje al paraíso de los tulipanes en Holanda

Un espectáculo de colores y aromas

Keukenhof, ubicado en Lisse, a solo 30 kilómetros de Amsterdam, es un parque floral único en el mundo que abre sus puertas al público durante ocho semanas cada primavera. Entre finales de marzo y mediados de mayo, más de 7 millones de tulipanes, narcisos, jacintos y otras flores de bulbo florecen en sus jardines, creando un espectáculo de colores y aromas que cautiva a visitantes de todo el mundo.

Un jardín con historia

El nombre Keukenhof, que significa «jardín de la cocina», se remonta al siglo XV, cuando la zona era utilizada como huerto para proveer de hierbas frescas a la cocina del castillo de Teylingen. En el siglo XIX, el jardín se transformó en un parque paisajístico y, a partir de 1949, se abrió al público como un escaparate de la industria floral holandesa.

Un recorrido por los diferentes jardines

Keukenhof se divide en diferentes áreas temáticas, cada una con su propio encanto. El jardín histórico, con sus árboles centenarios y sus estanques bordeados de flores, ofrece un ambiente tranquilo y relajante. El jardín inglés, con sus praderas onduladas y sus coloridas flores, es ideal para un picnic familiar. Y el jardín japonés, con su diseño minimalista y sus elementos tradicionales, invita a la meditación.

Un sinfín de actividades para todas las edades

Además de admirar la belleza de las flores, en Keukenhof hay una gran variedad de actividades para todas las edades. Los niños pueden disfrutar del parque infantil, del laberinto de setos y de los paseos en pony. Los adultos pueden asistir a talleres de jardinería, visitar el pabellón de exposiciones o disfrutar de un crucero por los canales del parque.

Un viaje inolvidable

Visitar Keukenhof es una experiencia única que te permitirá descubrir la belleza de la naturaleza en estado puro. Si eres un amante de las flores, un apasionado de la jardinería o simplemente buscas un lugar especial para pasar un día inolvidable, Keukenhof es el destino perfecto para ti.

Consejos para planificar tu visita a Keukenhof de parte del equipo de Guía Sobre Viajes:

  • Compra tus entradas online con antelación para evitar colas.
  • Planifica tu visita para la primavera, cuando los tulipanes están en plena floración.
  • Lleva calzado cómodo para caminar por los jardines.
  • No olvides llevar tu cámara para capturar los mejores momentos.

Keukenhof te espera para que disfrutes de un viaje inolvidable al paraíso de los tulipanes.

Por mas informacion sobre Keukenhof visita su Web Oficial

¿Qué época del año te permite disfrutar de los tulipanes en Holanda? 

El tulipán es la flor nacional de Holanda y uno de sus símbolos más reconocibles. Su cultivo se debe al clima favorable del país, que combina primaveras largas con noches frías, lo que favorece el desarrollo de los bulbos.

Cada año, entre mediados de marzo y finales de mayo, los campos holandeses se llenan de color y ofrecen un espectáculo natural impresionante.

Es entonces cuando puedes ver los tulipanes en todo su esplendor, con una variedad de formas, tamaños y tonalidades que te dejarán sin aliento. El paisaje parece sacado de una obra de arte, como el famoso cuadro de Van Gogh: ‘Campos de tulipanes’, que refleja la belleza y la armonía de esta flor.

Si quieres vivir una experiencia única y admirar los tulipanes en Holanda, te recomendamos que planifiques tu viaje para esta época del año. ¡No te arrepentirás!

Keukenhof es un lugar que hay que ver al menos una vez en la vida, ya que ofrece una experiencia única e inolvidable. Es un paraíso para los amantes de las flores, de la naturaleza y de la fotografía, pero también para los que buscan un plan diferente y divertido. No importa si vas solo, en pareja, en familia o con amigos, Keukenhof tiene algo para todos los gustos y edades. Así que no lo dudes más y reserva tu visita a Keukenhof, el paraíso de los tulipanes en los Países Bajos. ¡No te arrepentirás!

Configuración